El 1 de Junio se cumple el primer año de su gestión presidencial al frente de nuestro país. Cuando usted fue candidato presidencial fui un acérrimo critico suyo, mi análisis lo basaba en que usted tenia un pacto con su ex-partido el FMLN, siendo una forma disfraza de oxigenarlos politicamente mantenerlos gobernando paralelamente. Sin Embargo a la fecha me ha demostrado totalmente lo contrario.

Los analistas tratamos de predecir los posibles acontecimientos y sus consecuencias; la ciencia política no es exacta y en mi análisis electoral sobre su persona fallé en ese ámbito. Al iniciar su mandato usted realizó cambios sustanciales para bien de nuestra nación y muchos que aun son sus detractores intensificaban sus ofensas burdas y demenciales. Personas “académicas y profesionales“ aun continúan con improperios vergonzosos hacia su persona y su familia… distando mucho de ser análisis y convirtiéndose en vulgares ofensas personales.

En menos de un año tiene una prueba jamas vista para ningún mandatario en el mundo, la pandemia del COVID19 ha causado mortandad y crisis económicas a todos los países. Y aun con vivos ejemplos del colapso en hospitales y el acelerado contagio del virus, algunos medios de comunicación y la oposición política han intensificado una agenda perversa para asfixiar las medidas del ejecutivo para contener el avance de la pandemia.

Presidente Bukele, su inmensa frustración y la de sus funcionarios la comparto ampliamente; es realmente increíble como varios diputados con una falsa bandera de ser “defensores de la democracia“ lacayunamente responden a intereses de sectores económicos, los cuales los subordinan fácilmente para que aboguen y defiendan sus intereses particulares y de sus empresas.

En una decadente asamblea legislativa hemos escuchado insólitos comentarios, desde diputados aseverando que “sería una bendición que el COVID19 viniera a nuestro país”, hasta que “las golosinas son nutritivas para los niños…” definitivamente un ambiguo y sombrío futuro se vislumbra cuando vemos el nivel de trascendencia que le dan a la pandemia, minimizándola al grado de que dos diputadas cuestionaron “si realmente estamos en emergencia.”

Presidente Bukele, créame que somos muchos los indignados y hastiados con la desidia mostrada por muchos legisladores, la minoría que hoy vocifera contra sus decisiones y medidas gubernamentales son un grupo atomizado de perdedores y fracasados que no aun no asimilan la derrota electoral sufrida en las elecciones pasadas y su frustración y desahogo es la desestabilización y entrampamiento político.

Sin embargo a pesar de toda esta abyecta maraña desestabilizadora, su gestión ha obtenido una aprobación contundente de los salvadoreños, los resultados de la encuesta de LPG-DATOS donde el 97.7% aprobó su trabajo hasta hoy y solamente un 3.1% lo desaprueba. Aquí encajan muchos de los que insultan, despotrican y desestabilizan sin sentido, ya sea por su ínfima capacidad intelectiva o por un financiamiento de sectores económicos.

Para respaldar mas su gestión, a nivel latinoamericano usted fue el presidente mejor evaluado en el manejo de la pandemia, según la consultora imagen y poder, en la cual usted obtuvo el 96% de aprobación aparece por encima del presidente Alejandro Giammattei de Guatemala con un 87% y en tercer lugar Alberto Fernandez de Argentina con un 80% de aprobación.

Presidente Nayib Bukele, espero que su gestión siga este camino durante los próximos cuatro años restantes, hilvanando políticas que prioricen la vida y el bienestar de la población salvadoreña, deseo que el diálogo mejore con la oposición y no caiga en sus despreciables prestidigitaciones y artimañas políticas. El panorama actual es complejo… A la pandemia del COVID19 se le ha sumado la tormenta tropical Amanda. Es importante que la virtud de la templanza la ejerza con vehemencia, no puede seguir desgastándose en luchas estériles con periodistas partidarios con una agenda perturbadora.

Gobernar en esta coyuntura es aventurarse ha ser condenado por la historia por las muertes sufridas y también a ser recordado por ser un mandatario que buscó minimizar el impacto mortal de estas catástrofes inevitables… usted presidente será recordado por lo segundo y siéntase respaldado por la inmensa mayoría del país. En los días venideros esperemos una recapacitación de algunos empresarios y opositores; por el bien de nuestro nación, por las generaciones venideras y por la vida de los salvadoreños… y con ello edificar un mejor El Salvador.

Luis Enrique Contreras Reyes
Analista Político y Columnista
Especialista en Tácticas operativas policiales, RONIN POLICE (EE.UU)
Experto en Seguridad Ciudadana y Criminología , Tactical Police System Operations, (Costa Rica)

Show CommentsClose Comments

Leave a comment