Aunque la nueva vacuna aún está en una fase preliminar y no ha sido revisada por la comunidad científica, es un avance importante para la empresa en la carrera por la sustancia producida por la compañía que también provocó respuesta en la célula inmune T, cuyo principal propósito es identificar y matar a patógenos invasores o células infectadas

La vacuna de Novavax se suministró en varias dosis a voluntarios en un periodo de tres semanas, de los cuales 131 desarrollaron anticuerpos neutralizantes a gran nivel, aun que, el 80% de los voluntarios presentaron efectos secundarios como dolores musculares, fiebre, dolor en articulaciones y migrañas.

Novavax es la empresa más pequeña de la «Operation Warp», el programa presentado por la administración Trump a principios de abril de 2020, creado para facilitar y acelerar el desarrollo, fabricación y distribución de vacunas, terapias y diagnósticos COVID-19. 

En esta asociación público-privada, además de Novavax, se encuentra también Moderna, Pfizer, Johnson & Johnson, AstraZeneca y GlaxoSmithKline, quienes recibieron millonarios aportes para el desarrollo de la vacuna.

La compañía espera que el programa siga arrojando resultados positivos y alentadores, proyectando que en diciembre la vacuna este lista para su uso y distribución.

Show CommentsClose Comments

Leave a comment