El Ministro de Seguridad, Rogelio Rivas, destacó durante su intervención en el informe de labores en la Asamblea Legislativa, que la imagen de El Salvador era reconocida por su alto índice delincuencial, la cual ha ido cambiando y hasta dejó de ser uno de los países más violentos del mundo, tras la implementación del Plan Control Territorial.

“El Salvador era reconocido por sus altos índices de violencia. Su nombre aparecía en los primeros lugares de la lista de los países más violentos del mundo. Incluso en algún momento se mencionó a San Salvador como la capital de las pandillas”, manifestó.

El Ministro Rivas dijo a un año de la implementación del Plan Control Territorial ciudades históricamente violentas como Soyapango, Mejicanos, Apopa, Ilopango, Santa Ana y San Martin reflejan disminuciones hasta de un 80% en los homicidios.

“El Salvador salió de la lista de países más violentos del mundo. Nos hemos convertido en referente en materia de seguridad en la región. Como Gobierno del Presidente Nayib Bukele continuaremos trabajando sin descanso en beneficio del pueblo salvadoreño”, agregó.

El último Ranking publicado por el Consejo para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, de México, parece respaldar estos datos: en 2019, las ciudades de El Salvador han abandonado por completo la lista de las 50 más violentas del mundo.

En el año 2015, San Salvador se perfilaba, en este mismo ranking, como la tercera ciudad más violenta del mundo. Hoy, sin embargo, ninguno de los municipios del país aparece en el listado, sustituidos por varias ciudades mexicanas, siendo Tijuana la más violenta.

Show CommentsClose Comments

Leave a comment